Resumen General impuestos

Imposición al Consumo. Impuestos Indirectos
A) Impuestos Internos:  Generales sobre las ventas
Se basa en la presunción de que se efectúa un proceso de traslación al consumidor final, a quien se desea gravar. Muchas veces es posible que no se pueda trasladar el impuesto al precio, por condiciones propias del mercado.
El impuesto general a las ventas puede asumir diferentes formas:
1- Impuesto sobre todas las transacciones por su monto, cualquiera fuere la etapa de comercialización de los bienes y la naturaleza de éstos –salvo los expresamente exentos- que constituye los impuestos en cascada (el impuesto ser repite en etapas sucesivas) y con efecto de piramidación (se suma el impuesto, calculado sobre precio e impuesto de etapas anteriores, a lo largo de todas las etapas). La primera calificación responde al carácter del impuesto de repetirse en cada etapa sucesiva de elaboración y/o negociación; la segunda por cuanto, al aplicarse el impuesto sobre el monto total de cada transacción en cada etapa, se grava el precio total incluyendo el impuesto de todas las etapas anteriores.
Los caracteres más notorios son: en primer lugar su simplicidad, en segundo lugar, consiguiente a la estructura en cascada de este tipo de impuesto, es la desigualdad de trato entre diferentes productos o bienes, no motivada por algún propósito de política fiscal, sino como efecto de la diferencia del número de etapas a las que se ve sometida la mercadería desde la primera venta de materias primas, a través de etapas sucesivas de elaboración por empresas distintas y nuevas negociaciones mayoristas y minorista, hasta llegar al consumidor final. Es posible observar ciertas desigualdades, como ser, la que existe entre industrias y empresas con mayor número de etapas o menos integradas verticalmente y, por otro lado, industrias y empresas concentradas que eliminen etapas intermedias.
2- Impuesto sobre las ventas en una sola etapa, que puede ser la primera de elaboración industrial o, la de negociación mayorista o la de menudeo, o sea, al consumidor final.  La base imponible esta representada por los ingresos brutos obtenidos por las ventas.
Minorista: para asegurar la máxima neutralidad y la mayor equidad de este tipo de impuesto, se recomienda la aplicación del mismo en la última etapa o sea en las ventas al consumidor final. Sin embargo, este régimen de imposición (en esta etapa) que realiza, también de manera inmejorable, en teoría, el propósito de un gravamen general a los consumos, choca con muchas dificultades, en la práctica. Ellas consisten en:
• El número de contribuyentes es muy grande y, a menudo ellos difícilmente detectables o, hay una fuerte posibilidad de evasión.
• Muchos comerciantes no llevan anotación ni registraciones que permitan determinar el monto de los ingresos brutos sujetos al impuesto.
• La administración del impuesto y la fiscalización de los comerciantes al menudeo resultan muy costosas y pueden ser trabadas por las circunstancias mencionadas
• Muchos negocios al menudeo tienen vida corta y pueden resultar negativos los esfuerzos de la autoridad fiscal para hallar a los contribuyentes.
La tendencia actual es no utilizar este tipo de impuesto a las ventas a pesar de su neta superioridad respecto de los demás en cuanto a igualdad y neutralidad, debido a que la base imponible en esta última etapa de negociación de la mercaderías es la máxima pensable y repartida entre los consumidores en cantidades relativamente pequeñas que pueden ser absorbidas por dichos consumidores sin excesivo sacrificio. En el impuesto así conformado surge el inconveniente de no poderse siempre determinar si un comprador es consumidor final.
Industria manufacturera: otra forma de impuesto a la ventas en única etapa es la que elige como hecho gravado la venta de la mercadería por la industria manufacturera. La ventaja de este tipo de impuesto es el modesto número de contribuyentes que producen, en número aún mas reducido dentro del total, una gran parte de la recaudación. Se la critica por no respetar el principio de igualdad ni el de neutralidad. Exige un esfuerzo financiero extraordinario de la industria que debe anticipar el impuesto que sólo será recuperado de los compradores en el momento del pago de la factura por el comprador, si se verifica la traslación del impuesto.
Mayorista: resulta con una menor base imponible, en comparación con el impuesto a las ventas al consumidor final, y no excluye las distorsiones, ni las desigualdades entre diferentes industrias y dentro de éstas, entre diferentes empresas; comparado con el impuesto a las ventas del fabricante, resulta más amplia la base imponible y no siempre mayor el número de contribuyentes. Sin embargo parece más amplia la evasión fiscal, porque los contribuyentes mayoristas no registran todas las operaciones de venta, ni llevan libros.
3- Impuesto sobre las ventas en todas las etapas pero sin acumulación ni piramidación, con diversas modalidades técnicas pero sustancialmente análogo, sobre el valor agregado en cada etapa.  Corresponde a un impuesto a las ventas de múltiples etapas, pero no acumulativo y sin efecto de piramidación, que asume como hecho imponible la venta de mercaderías y la prestación de servicio y como base de medición, el valor agregado por cada empresa interviniente, desde la producción primaria hasta la última venta al consumidor final. El impuesto al valor agregado es un tipo de impuesto a las ventas, medidas por el monto de los ingresos brutos respectivos. Pero hay una corrección en esta base de medición, que consiste en restar de los ingresos brutos de cada empresa los costos de los insumos ya gravados adquiridos de otras empresas. Esta deducción nos da como resultado el valor agregado en la etapa correspondiente. Otra forma de calculo de dicho resultado consiste en calcular el monto del impuesto que nacería de multiplicar los ingresos brutos obtenidos por cada empresa, por la alícuota del gravamen correspondiente y restar del resultado de dicha operación la suma resultante de multiplicar la alícuota que correspondió a la compra de los insumos adquiridos por el valor de éstos. Este método puede simplificarse aún mas restando de los importes de impuestos que se facturaron a los compradores el monto que ha sigo facturado al contribuyente por sus proveedores. Este método presupone que sean exactos los impuestos facturados en ambas instancias. El impuesto al valor agregado, si está bien estructurado, evita toda superposición o piramidación, deber corresponder al impuesto en la última etapa de las ventas minoristas al consumidor final. Siendo un impuesto en múltiples etapas, estas tienen como objetivo repartir la recaudación en los distintos momentos de las ventas a lo largo de todo el camino. El inconveniente del gran número de contribuyentes debería estar balanceado con la ventaja que las declaraciones y liquidación de un contribuyente permiten el control de las de otros contribuyentes proveedores de aquél.
 
B) Efectos económicos de los Impuestos Indirectos:
• Traslación e incidencia: la doctrina consideraba que un impuesto general a las ventas, tanto en un régimen de competencia perfecta como en el de monopolio, o en los regímenes intermedios de oligopolio, competencia imperfecta o monopólica, es susceptible de ser trasladado a los adquirentes y éstos sucesivamente a los respectivos compradores hasta llegar al consumidor final. Esta traslación dependerá de las condiciones del mercado.
• Regresividad del Tributo:  la generalidad del impuesto producen un efecto netamente regresivo, ya que la mayor parte de los consumos, y por ello la mayor parte de la carga del impuesto han de recaer sobre el sector de la población de menores recursos. Una primera medida tendiente a evitar el efecto regresivo del impuesto a las ventas consiste en incorporar al impuesto objetos suntuarios o de lujo. Se puede adoptar el método de gravar dichos artículos con alícuotas diferenciales mas elevadas que la alícuota estándar, dentro de los impuestos a las ventas. Otra medida tendiente a corregir este efecto consiste en la exclusión del ámbito impositivo de los bienes alimenticios, libros, productos farmacéuticos y otros considerados de primera necesidad. No obstante esta exclusión frustra en gran medida el propósito recaudatorio del fisco.
• Neutralidad del gravamen: se puede lograr exitosamente en dos tipos de gravamen; el de una sola etapa y con alícuotas uniformes sobre las ventas a consumidores finales y el que grava todas las ventas en las varias etapas de producción o de negociación, por el sistema del valor agregado, con alícuotas uniformes y sin exclusiones.
• Distribución de Ingresos: el efecto de redistribución de ingresos no parece ser significativo, a favor de los sectores de baja y mediana renta, si los gasto públicos no benefician en forma preponderante a dichos sectores, puesto que el efectos de distribución por la vía del impuesto no los favorece.
• Estabilización económica: el impuesto general a la ventas es deflacionario, por tanto es contraproducente en situaciones de recesión económica y desempleo. En el caso de auge económico y de posible inflación, el efecto deflacionario, por tanto beneficioso de este impuesto, puede ser enervado por la falta de conciencia por parte de los consumidores de que la alza de los precios se debe a la percusión y traslación del impuesto y no a los factores inflacionarios. Ello puede provocar la anticipación del gasto, tanto de los consumidores como de las empresas en los mercados respectivos, contrarrestando el efecto deflacionario del impuesto.
• Desarrollo económico: como instrumento fiscal para una política de desarrollo, tiene la virtud de asegurar una alto rendimiento para el fisco, y por ello puede prestar un sólido apoyo para proveer al sector público de fondos para inversiones.
• Efectos sobre Consumo y Ahorro: el impuesto a las ventas incide sobre todos los consumos o se reparte entre consumos y ahorros en diferentes proporciones, pero principalmente sobre los primeros. Al gravar los consumos en forma general, este impuesto deriva en el ahorro por parte de los consumidores que ven aumentado el precio de los bienes, y por tanto no consumen.
 
C) Calculo del valor agregado:
Existen dos métodos:
– Por adición: en el cual se suman al costo original del bien, todos los costos que se fueron obteniendo durante el proceso de producción.
– Por sustracción: consiste en restar al precio de venta del bien, el precio de compra del mismo, obteniendo el valor que se agrega en dicha etapa. La sustracción puede realizarse en las siguientes formas:
a) Base con base:
Monto de ventas
(monto de compras)
resultado (sobre el que se aplica el % de Impuesto)
b) Impuesto sobre Impuesto: utilizado en la Argentina; consiste en restar entre si los impuestos (créditos y débitos) originados en las diferentes operaciones de la empresa. Para poder sustraerlo es necesario que esté discriminado. Esto permite conocer cuanto esta ingresando al Estado en concepto de impuesto, permitiendo así un mayor control por parte de este último, mediante control por oposición.
D) Momentos en que puede ser tomado el crédito:
Dos momentos:
– De imputación financiera: adoptado en Argentina; se toma el crédito fiscal en el momento en que se genera el mismo, sin importar si la venta de dicho bien se ha realizado o no.
– De integración física: el crédito originado en la compra se toma al momento de realizarse la venta del bien. Esto genera la necesidad de llevar algún tipo de sistema de inventario.
 
E) Impuestos Internos: sobre los Consumos Específicos (Impuestos Internos)
Se aplican sobre consumos determinados, por ejemplo: gaseosas, obras de arte, combustibles, entre otros. Estos impuestos encuentran su  justificación en diferentes fines. En primer lugar, encontramos, como en todo impuesto, un fin recaudatorio. En segundo lugar, un fin social, cuando el Estado desea gravar aquellos consumos que considera nocivos para la salud, como ser el consumo de cigarrillos u otros productos. Un tercer fin lo encontramos en el deseo de gravar la mayor capacidad contributiva. Para ello el Estado determina impuestos específicos sobre ciertos bienes suntuarios, como por ejemplo el consumo de obras de arte u otros. En cuarto lugar, el Estado podría desear trasladar ciertos costos a aquellos que consumen habitualmente ciertos bienes. Podemos encontrar este fin en el impuesto al combustible, cuya recaudación podría destinarse a la construcción y mantenimiento de autopistas y rutas; o bien utilizar los fondos recaudados de impuestos sobre consumo de cigarrillos u alcohol, al mantenimiento de hospitales y medicina pública, ya que se presume que estos consumos son nocivos para la salud y por lo tanto los consumidores utilizarán con mayor frecuencia estos servicios.
Los impuestos al consumo pueden distinguirse en las dos categorías siguientes:
a) específicos: son aquellos cuya base de medición consiste en número de unidades, peso volumen u otra unidad de medida.
 Desventaja de Impuestos Específicos: no se actualiza el valor en casos de inflación.
b) Ad valorem: tiene como base de medición el precio unitario multiplicado por el número de unidades vendidas o fabricadas.
Los impuestos Ad valorem interfieren directamente sobre los precios del mercado, influyendo sobre la oferta.
Una desventaja de la imposición específica, con relación a la imposición ad valorem, radica en que estos últimos acompañan el aumento de precios, en épocas de inflación, con lo cual aumenta también el impuesto recaudado. Esta distinción no se observa en la imposición específica.
 Desventajas del Impuesto Ad valorem: en el caso de impuestos específicos, la AFIP debe ejercer un mayor control sobre los ingresos, lo cual no resulta fáci. Cuando se manejan impuestos específicos la AFIP puede corroborar el valor total sobre el cual se aplica la alícuota estipulada, haciendo únicamente un conteo de las unidades en inventarios.
 Ventaja del Impuesto Ad valorem:
1. no discrimina entre distintos productos. La alícuota es considerada sobre todos los valores.
2. Se actualiza en casos de inflación.
 
F) Impuestos Internos; el caso argentino:
 Hecho Imponible: se configura con el expendio de la cosa gravada, entendiéndose por tal la transferencia que de la misma se haga a cualquier título. El expendio referido es aqule en el que los productos se transfieren acondicionados para la venta al público o en condiciones en que habitualmente se ofrecieren para el consumo.
 Cosa gravada: artículos de tocador, objetos suntuarios, seguros, bebidas analcohólicas, jarabes, extractos y concentrados, bienes y servicios, vehículos, automóviles y motores.
 Sujetos pasivos: fabricante, importador, fraccionador, acondionador, o personas por cuya cuenta se efectúen las elaboraciones, fraccionamiento o acondicionamientos.
 Diferencias con relación al IVA:  
1. los impuestos internos se cobran en una sola etapa, mientras que el IVA se cobra en las sucesivas etapas de fabricación y comercialización del bien en cuestión.
2. No se incluyen dentro de la determinación de los impuestos internos, los intereses por financiación. En el L.76 se establece que los gravámenes se liquidaran aplicando las respectivas alícuotas sobe el precio neto de venta que resulte de la factura extendida por las personas obligadas a ingresar el impuesto, entendiéndose por precio neto el que resulta una vez deducidos los siguientes conceptos: bonificaciones y descuentos, el interés por financiación del precio neto de venta, el débito fiscal del IVA que corresponda al enajenante como contribuyente de derecho.
 
G) Impuestos Externos: Los Impuestos Aduaneros
Es un impuesto ad valorem; el mismo se calcula sobre el valor de importación: Valor FOB + Seguros + Fletes.
Actualmente los derechos abonados por la importación son los siguientes:
– IVA (21%): considerado uno de los objetos de la ley de IVA
– Ganancias (3%): Resolución General 3543
– Percepción de IVA (10%): Resolución 3431. Se establece un método de percepción del impuesto al valor agregado, en el momento de la importación definitiva de cosas muebles, gravadas. El monto de la percepción se determinará aplicando sobre la base de imposición definida las alícuotas determinadas para cada caso: 5% cuando se trate de importación definitiva de carnes y despojos comestibles de animales, y de frutas, legumbres y hortalizas, entre otros; 10% cuando se trate de la importación definitiva de bienes, excluidos los anteriores.
– Derechos de importación: variables, según el caso considerado
Los impuestos a la importación gravan toda mercadería que se importe, incluyendo no sólo bienes de consumo, sino también bienes intermedios y bienes de capital. Si éstos están muy alejados del comercio minorista para laos consumidores finales del producto, la traslación del impuesto aduanero tendrá mayor dificultad para ser realizada en su totalidad e incidir de la misma manera al consumidor.
La imposición sobre importaciones y exportaciones puede alterar el equilibrio del comercio internacional en lo que respecta al Estado que ejerce el poder fiscal.
Los impuestos sobre las importaciones tienen la función de eliminar o atenuar la competencia de los productos extranjeros para los de la industria local.  Este uso dado a los impuestos aduaneros ha sido el primer experimento de la utilización de impuesto no con fines recaudatorios sino de regulación.
 
H) Impuestos a los Ingresos Brutos; el caso argentino
El impuesto sobre los ingresos brutos pertenece al derecho tributario provincial y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Además de su carácter de impuesto local – provincial, el impuesto sobre los ingresos brutos es por su naturaleza real, territorial y  periódico. Es del tipo real, por cuanto no tiene en cuenta las circunstancias personales del contribuyente, tales como mínimo de existencia, cargas de familia, conjunto de ventas o ingresos, etc. Es territorial, por cuanto grava las actividades ejercitadas en el territorio de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires y tiene como base imponible el monto de los ingresos obtenidos y devengados en el territorio de la provincia respectiva y Ciudad de Buenos Aires.
El problema de la armonización del alcance del hecho y base imponibles en el caso de trascender uno de ellos los límites territoriales de la jurisdicción, es la razón de los convenios bilaterales y multilaterales.
Es un impuesto periódico en relación con la verificación anual del hecho imponible; por ello puede decirse que es un impuesto anual en el sentido que debe pagarse una vez por año en su monto total. Es anual también en el sentido que el hecho y la base imponibles se refieren o comprenden los ingresos brutos de todo el período anual.
Ingresos brutos es un impuesto indirecto, ya que se presume su transferibilidad, plurifácico y acumulativo. Provoca un efecto regresivo, ya que a medida que aumentan los ingresos, disminuye la incidencia del impuesto.
 Hecho imponible: (L 109) el ejercicio habitual y a título oneroso en la Ciudad de Buenos Aires del comercio, industria, profesión, oficio, negocio, locaciones de bienes, obras y servicios o de cualquier otra actividad a título oneroso, cualquiera sea el resultado obtenido y el sujeto. Que la preste y el lugar donde se realiza.  Tendremos cuatro características fundamentales:
 Ejercicio de actividad
 Onerosidad
 Habitualidad: está determinada por la índole de las actividades que dan lugar al hecho imponible. Debe ser entendida como el desarrollo de actos u operaciones de la naturaleza de las alcanzadas por el impuesto, con prescindencia de su cantidad o monto cuando las mismas se efectúan por quienes hacen profesión de tales actividades (L.112)
Se presume habitualidad en los siguientes casos (L.113):
1. Intermediación ejercida percibiendo comisiones
2. Fraccionamiento y venta de inmuebles
3. Explotaciones agropecuarias, mineras, forestales.
4. Comercialización de los productos o mercaderías que entran en la esta jurisdicción por cualquier medio
5. Operaciones de préstamo de dinero
6. Organización y explotación de exposiciones, ferias y espectáculos artísticos.
 Territorialidad : Ciudad de Buenos Aires
 Exclusión de Objeto (de Hecho Imponible): (L.114) no constituyen el hecho imponible:
 El trabajo personal ejecutado en relación de dependencia
 El desempeño en cargos públicos
 La percepción de jubilaciones
 Exenciones: (L.116)  se encuentran exentos del pago del gravamen:
 Los ingresos provenientes de la edición de libros, diarios, periódicos y revistas
 Los ingresos obtenidos por el ejercicio de profesiones liberales universitarias, no organizado en forma de empresa
 Los ingresos correspondientes al propietario por el alquiler de hasta dos unidades de vivienda
 Los ingresos provenientes de la ventas de inmuebles en el caso de única vivienda efectuada por el propietario.
 Los ingresos obtenidos por las exportaciones
 Los ingresos obtenidos en concepto de honorarios de directores, de consejos de vigilancia y otros
 Los ingresos obtenidos por la actividad de emisión de radiodifusión y de TV.
 Base Imponible: está constituida por los ingresos brutos anuales (salvo algunas excepciones) obtenidos en el ejercicio anual o por un período diferente.
1 Principio General: (L.135) se determina sobre la base de los ingresos brutos devengados durante el período fiscal, por el ejercicio de la actividad gravada.
 Definición de Ingreso Bruto: (L. 136) el valor o monto total devengado por el ejercicio de la actividad gravada.
 Contribuyentes sin obligación de confeccionar estados contables: (L.137) el gravamen se determina sobre el total de los ingresos percibidos durante el período fiscal. El criterio es el de “percibido”.
 Devengamiento – Presunciones: (L.138) se imputan al período fiscal en que se devengan. Se entiende que los ingresos se han devengado salvo excepciones previstas; como por ejemplo:
 Venta de bienes inmuebles: desde el momento de la firma del boleto o escrituración, el que fuere anterior
 Venta de otros bienes: desde el momento de su facturación o de la entrega del bien, el que resulte anterior.
 Prestaciones de servicios: desde el momento en que se factura o termina la ejecución o prestación pactada, el que fuere anterior.
 Devengado Exigible: (L.139) en operaciones de inmuebles, en cuotas por plazos superiores a doce meses, la base imponible está constituida por la suma total de las cuotas o pagos que vencen en cada período, es decir únicamente por las cuotas devengadas
2 Bases imponibles Especiales: no se considerará el principio de lo devengado en los siguientes casos:
 Servicio de albergue transitorio:  (L. 142) el impuesto se determina por cada habitación de acuerdo con los impuestos que establezca la ley tarifaria y según las categorías. Se debe ingresar mensualmente.
 Salas de recreación: (L. 143) el impuesto se determina de acuerdo a lo establecido para el caso general. Se confecciona por períodos fiscales mensuales y es presentada previo pago del impuesto resultante.
 Películas, exhibición condicionada: (L. 144) se determinará por cada butaca habilitada y de acuerdo con el importe que determine la ley tarifaria; el gravamen se ingresa en forma mensual.
 Diferencias entre precio de compra y  de venta: (L.145) se constituye por la diferencia entre precios de compra y de venta para los siguientes caso:
 Comercialización de billetes de lotería y juego de azar
 Comercialización mayorista y minorista de tabacos
 Comercialización de productos agrícola – ganaderos
 Compraventa de oro y divisas
 Comercialización mayorista y minorista de medicamentos para uso humano.
 Entidades Financieras: (L.140) en este tipo de entidades se considera ingreso bruto a los importes devengados en función del tiempo. La base está dada por la diferencia que resulta entre el total de la suma del haber de las cuentas de resultados y los intereses y actualizaciones pasivos.
 Sujetos no comprendidos dentro de la ley de Entidades Financieras: (L.149) en operaciones de préstamos en dinero realizado por personas físicas o jurídicas, la base imponible es el monto de los intereses y ajustes por desvalorización monetaria.
 Intermediarios: las base imponible está dada por la diferencia entre los ingresos y los importes que corresponde transferir a los comitentes por las operaciones realizadas en el período fiscal.
 Exclusión de Base Imponible: (L.153) no constituyen la base imponible. Son enunciados taxativamente por la ley. Entre ellos:
 Los impuestos Internos, IVA y otros
 Los importes que constituyen reintegros de capital en los casos de depósitos, préstamos, créditos, descuentos, adelantos y toda otra operación de tipo financiero.
 Los reintegros percibidos por los comisionistas, correspondientes a gastos efectuados por cuenta de terceros
 Sumas percibidas por los exportadores en concepto de reintegros o reembolsos acordados por la Nación (régimen de promoción)
 Los ingresos correspondientes a venta de bienes de uso
 Deducciones: (L.155) se deducen los siguientes conceptos:
1. Devoluciones, bonificaciones y descuentos efectivamente acordados
2. Proporción de los créditos incobrables producidos en el transcurso del período fiscal que se liquida que hubiera integrado la base imponible en cualquiera de los períodos no prescriptos. Constituyen justificativos de incobrabilidad: cesación de pagos real y manifiesta, quiebra, etc. En caso de posterior recupero se considera que ello es un ingreso gravado
3. Importes correpsondientes a envases y mercaderías devueltas por el comprador.
 Período Fiscal: (L.156) para la determinación del impuesto es el año calendario
 Categorías de contribuyentes: (L.157) existen tres categorías
1. Locales: no están sujetos al régimen del Convenio Multilateral, ni a la Categoría de Actividades Especiales.
2. Multilateral: incluye los contribuyentes que se hallan sujetos al régimen de Convenio Multilateral.
3. Especiales: están comprendidos en esta categoría los responsables que tributan de acuerdo a parámetros relevantes. Estos son: albergues transitorios y películas de exhibición condicionada.
 Ejercicio de dos o mas actividades: (L.163) los que ejercen dos o mas actividades deben discriminar en las declaraciones juradas el monto de ingresos brutos correspondientes a cada una de ellas (a los fines de aplicación de la alícuota)
 Fundamentos y medidas en la determinación de oficio: (L.126) se realiza en forma directa. La autoridad fiscal determinará la base con conocimiento cierto de la materia imponible o en forma indirecta, en el caso de no contar con elementos conocidos, con lo cual efectúa una presunción sobre la existencia y magnitud de aquella.
A. Determinación sobre base cierta:  (L.127) se lleva a cabo cuando el contribuyente suministra a la Dirección General todos los elementos probatorios de las operaciones o situaciones que constituyen hechos imponibles. (Supuesto: el contribuyente no paga por alguna razón y la AFIP puede presumir la base)
B. Determinación sobre base presunta: (L.129) cuando no se suministran los elementos que posibilitan la determinación sobre base cierta, la Dirección General puede efectuar la determinación sobre base presunta, utilizando una serie de indicios enunciados en la ley. Existen diferentes métodos (L.130):
1. Se consideran ingresos gravados omitidos los que surgen de aplicar el coeficiente obtenido sobre la diferencia de inventario de bienes de cambio. El coeficiente a aplicar se obtiene mediante la siguiente fórmula:
 
Total de ventas gravadas correspondientes al ejercicio fiscal cerrado
Valor de las mercaderías en existencia al final del ejercicio
2. Se consideran ingresos gravados omitidos las diferencias de ingresos existentes entre la materia imponible declarada y la determinada conforme a una proyección;  procedimiento: se controlan los ingresos durante no menos de 15 días continuos o alternados de un mismo mes. El promedio obtenido se multiplicará por el total de días hábiles comerciales del mes obteniéndose así el monto de ingreso presunto.
3. Se consideran ingresos gravados omitidos el incremento que resulta de la aplicación del porcentaje, derivado de relacionar las diferencias de ingresos establecidas en el punto 2,  sobre los ingresos declarados en los ejercicios inmediatos no prescriptos.
4. En el caso de períodos en los que no se declaró ingreso, se presume que representan ingresos gravados omitidos los que resultan de aplicar los coeficientes generales y demás índices sobre los ingresos declarados por el contribuyente en otros períodos.
Convenio Multilateral: a pesar del carácter territorial del impuesto sobre los ingresos brutos, al generalizarse en todas las provincias la adopción de dicho impuesto, surgieron superposiciones de gravámenes recaudados en las diferentes jurisdicciones.
Esta superposición se debe al ejercicio de la actividad productora de los ingresos gravados en forma parcial en varias jurisdicciones. Se trata de establecer el derecho de cada Fisco sobre la parte de los ingresos, proporcionada al volumen de actividad desplegada en su territorio.
La característica fundamental de este Convenio consiste en que no se ha tratado simplemente de subsanar el inconveniente de la doble imposición, sino de armonizar y coordinar el ejercicio de poderes fiscales autónomos, con el objeto de lograr uno de los principio mas importantes de la imposición en el Estado Federal, esto es, que el solo hecho de desarrollar actividades que trasciendan los límites de una de las jurisdicciones políticas en que se divide el país, no debe acarrear al contribuyente mayores gravámenes de los que tendría que soportar si toda su actividad se desarrollara en una sola jurisdicción. Tiende a asegurar también que la equidad en el reparto de los impuestos no sea únicamente a favor del contribuyente, sino también de los poderes fiscales de las distintas jurisdicciones.
De esta manera se asignó un límite al ejercicio del poder fiscal de cada jurisdicción cuando la actividad lucrativa productora de los ingresos brutos no se ejerciese totalmente en ella.
El convenio (1977) ha introducido un nuevo criterio como nexo entre el hecho imponible y el territorio de la provincia; la realización de gastos de cualquier naturaleza, aún cuando se trate de gastos no computables a los efectos de la distribución de la base imponible entre diferentes provincias y la Ciudad de Buenos Aires, pero vinculadas con las actividades que efectúe el contribuyente en más de una jurisdicción, en cuyo caso tales actividades están comprendidas en las disposiciones del Convenio, cualquiera fuere el medio utilizado para formalizar la operación que origina el ingreso (L.1).
 Régimen General: la distribución de los ingresos brutos totales del contribuyente entre todas las jurisdicciones se llevará a cabo de la siguiente forma:
1. 50% en proporción a los gastos efectivamente soportados en cada jurisdicción (sueldos, jornales, reparaciones y conservaciones, alquileres, primas de seguros, etc.)
2. 50% restante en proporción a los ingresos brutos provenientes de cada jurisdicción.
Se presume que la mayor cantidad de ingresos es dable que se obtengan en la Ciudad de Buenos Aires. Por esto se computan tanto los ingresos como los gastos, en partes iguales; el objeto es lograr una repartición mas equitativa. Los gastos en los que habitualmente incurren las empresas se presume que se llevarán a cabo en las Provincias.
 Exclusiones (de gastos):
1. El costo de la materia prima adquirida a terceros destinada a la elaboración de las actividades industriales.
2. Los gastos de propaganda y publicidad (generalmente son de difícil ubicación y se presume que este tipo de gasto se lleva a cabo en la ciudad de Buenos Aires mayoritariamente)
3. Los tributos nacionales, provinciales y municipales (se extrae del cálculo puesto que este tipo de gastos distorciona el cálculo. Una provincia que elevara sus impuestos obtendría una mayor base)
4. Los intereses (por Universalidad del Pasivo, los intereses son muy difíciles de ubicar; corresponden a todo el negocio en sí)
5. Los honorarios y sueldo de directores, síndicos y socios de sociedades en los importes que no excedan de 1% de la utilidad del balance comercial.
 Cálculo del coeficiente: se considera el período de Enero a Diciembre; tomando los gastos efectuados en cada jurisdicción se calcula un porcentaje; la misma operación se realiza en relación a los ingresos. Con ambos porcentajes se calcula un coeficiente para cada jurisdicción, el cual se tomará para la aplicación de los ingresos. El cálculo del coeficiente se hace sobre el balance cerrado del período fiscal anterior.
 Regímenes Especiales: en estos casos el porcentaje aplicar para la distribución está enunciada por la ley; no se realiza el cálculo del coeficiente. Ejemplos de estos casos son:
 Actividades de la Construcción: se atribuirá 10% de lo ingresos a la jurisdicción donde esté ubicada la sede administrativa u oficina y 90% de los ingresos a la jurisdicción en que se realicen las obras.
 Entidades de Seguros, capitalización y ahorro: se atribuirá 80% a las jurisdicciones donde se contraten operaciones y 20% a la jurisdicción donde se encuentre situada la administración o sede central.
 Profesiones liberales: la jurisdicción en la cual se realice la actividad podrá gravar el 80% de los honorarios en ella percibidos o devengados, y la otra jurisdicción el 20% restante (donde tenga asentada la oficina).
 Inicio de actividad: la jurisdicción en la que se inicia la actividad podrá gravar el total de los ingresos obtenidos en ella; el resto de los ingresos se gravan con el régimen de coeficientes de ingresos y gastos. Este régimen se aplica hasta que se cuente con el balance comercial  que incluya dicha jurisdicción.
 Cese de actividad: los contribuyentes deben determinar nuevos índices de distribución de ingresos y gastos, los que se aplicarán a partir del día primero del mes calendario inmediato siguiente a aquel en que se produjere el cese. Los nuevos índices son la resultante de no tener en cuenta para el cálculo, los ingresos y gastos de la jurisdicción que cesó su actividad.
 
I) El Pacto Fiscal para el empleo, la producción y el crecimiento
Dos pactos:  el primero firmado en 1992 
el segundo firmado en 1993
Estos acuerdos fueron firmados por el Estado Nacional y el Gobierno Provincial.
Ambos pactos tienen diferentes objetivos o fines:
 El primer pacto, firmado en 1992, intenta encontrar una solución para el desequilibrio de los sistemas provisionales y el déficit presupuestario en algunas jurisdicciones locales. En relación a los sistemas previsionales, estos pactos intentan asistir a problemas básicos vinculados con el sector pasivo.
Este pacto enumerada diferentes acciones que debían ser llevadas a cabo a largo plazo por el  gobierno nacional. Varios puntos enunciados en el mismo fueron cumplimentados en tanto que otros no lo fueron:
1. Asistir a las necesidades sociales básicas especialmente aquellas vinculadas al sector pasivo
2. Afianzar el federalismo reconociendo el creciente papel de los Gobiernos Provinciales y municipales en la atención de las demandas sociales de la población
3. Garantizar la estabilidad económica y consolidar las bases para el crecimiento económico
4. Profundizar la reforma del sector público en sus dimensiones nacional, provincia y municipal.
5. Facilitar el acceso a la vivienda
6. Profundizar el proceso de descentralización como modelo para la prestación de las funciones básicas del estado.
En tal sentido se acordó que el Estado Nacional quedaría autorizado a retener un 15% mas una suma fija mensual de $43.800.000 de la masa de impuestos cooparticipables. Los mismos se destinarían a los siguientes fines:
• El 15% para atender el pago de las obligaciones previsionales nacionales y otros gastos operativos que resulten necesarios
• La suma de $43.800.000, para ser distribuidos entre los estados provinciales suscriptores del presente convenio, con el objeto de cubrir desequilibrios fiscales.
Por otro lado, y atendiendo al esfuerzo realizado por los Estados Provinciales y con el objeto de evitar que tan elevada actitud derive en desequilibrios fiscales involuntarios, la Nación granizaría a las Provincias un ingreso mensual mínimo de $725.000.000 (proveniente de los fondos coparticipables).
Se establecía además que el Estado Nacional se comprometía a no detraer de la masa coparticipable porcentajes o montos adicionales a los convenidos en este pacto, ni a transferir nuevos servicios sin la conformidad expresa de las Provincias.
Se estableció, por último, que la Nación solicitara al Congreso Nacional el tratamiento de los siguientes proyectos de ley:
• Reforma de régimen nacional de previsión social
• Federalización de hidrocarburos y privatización de YPF
• Privatización de la Caja Nacional de Ahorro y Seguros, Casa de la moneda y Banco Nacional de Desarrollo.
• Administración financiera y control de gestión
• Reforma de la Carta Orgánica del BCRA
 El segundo pacto, firmado en 1993, establece los siguientes actos de gobierno, ha llevarse a cabo por los Estados Provinciales:
 Derogar el impuesto de sellos
 Derogar los impuestos provinciales específicos que graven la transferencia de combustibles
 Derogar de inmediato los impuestos que graven los interese de depósitos a plazo fijo y en caja de ahorro
 Modificar el impuesto a los ingresos brutos, disponiendo la exención de ciertas actividades
 Intensificar al máximo las tareas de fiscalización y control que deben desarrollar sus respectivos organismos recaudadores
 Proceder a la privatización total o parcial, a la concesión total o parcial de servicios prestaciones u obras, cuya gestión actual se encuentre a cargo de las Provincias.
 Desrregulaciones
 Por su parte, el Estado Nacional conviene en la realización de los siguientes actos de gobierno:
 Reformular los tributos que percibo la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en el mismo sentido y plazos en que se comprometen las Provincias
 Eliminar el impuesto a los activos afectados a los procesos productivos
 Disminuir la incidencia impositiva y previsional sobre el costo labora.
 Aceptar la transferencia al Sistema Nacional de Previsión Social de las Cajas de Jubilaciones Provinciales.
 Para financiar la eventual pérdida de recaudación provincial originada en la eliminación de impuestos y exenciones dispuestas en el pacto, el Gobierno Nacional suspenderá la retención de los montos excedentes de coparticipación federal por arriba del mínimo de $725 millones establecidos como garantía de “Acuerdo ente el Gobernó Nacional y los Gobiernos Provinciales” por el primer pacto (1992). Este monto se elevará a $740 millones
 
Acciones Cumplidas:
1. Se derogó el impuesto a los Sellos en algunas provincias, pero no en todas
2. Privatizaciones: ciertos organismos estatales fueron efectivamente privatizados.
3. Se llevaron a cabo las desrregulaciones establecidas
4. Se modificó el sistema de Seguridad Social:
Modificación del Sistema de Seguridad Social: anteriormente existía lo que se denominaba como “Régimen de Reparto”. Con la sanción de la ley 24.241, en el año 1994, se estableció el llamado sistema de “Capitalización”.
Régimen de Reparto Se basa en un principio de solidaridad entre la población activa y pasiva. Este fundamento se fue desvirtuando con los años.
 Presentaba los siguientes Problemas   1. Evasión: importante número de trabajadores en negro. Si contamos con una PEA de 100 empleados, pero el país presenta un 15% de desocupación, tendremos una base de 85, de los cuales un importante porción trabaja en negro y la restante no paga. El aporte de la parte pequeña que se maneja dentro de la ley no alcanza para solventar, ni mantener al sector pasivo.
2. Aumento de la expectativa de vida de la población. Asciende a los 90 años, con lo cual se extiende el período de pago supuesto.
3. Desocupación: este problema se agrava con la incorporación de la mujer al mercado laboral. Por otro lado, se aumentaron las edades límite para jubilarse, llevándose de 55 años para la Mujer y 60 años para el Hombre a 60 años y 65 años respectivamente.
 
Capitalización Anteriormente los trabajadores aportaban:  16% en concepto de aportes patronales
11% en concepto de aportes del empleado
 El nuevo sistema intentaba Uno de los objetivos del pacto era disminuir las contribuciones patronales con la intensión de aumentar el empleo. Hoy por hoy se observa que el empleador se apropió del margen de ganancia o aumentó el sueldo real de los empleados existentes. En ningún momento incorporó nuevos personal al existente.
  Blanquear el sistema, disminuyendo los índices de empleo en negro.
 El disminuir las cargas patronales no cumplió con este objetivo.
 Distribución  de los Fondos 11%:
Aportes del empleado se entregan a la AFJP. Una parte de este porcentaje es deducida en concepto de comisiones de la Administradora de Fondos y comisiones de Seguros.
Estos aportes presentan un límite; No es posible aportar una suma superior a 60 MOPRE (60 x $80 = $4800).
Se establece como límite máximo 11% sobre $4800 (base imponible) 16%: cubren:
1. PBU (prestación básica universal). Este se calcula como el 2.5 MOPRE (Monto previsional), el cual es determinado por el PEN. Hoy el MOPRE asciende a $80
2. PC (prestación compensatoria), el cual se calcula como el 1.5% del promedio de los suelos de los últimos 10 años por la cantidad de años trabajados en el régimen anterior.
3. PAP (prestación adicional por permanencia), la cual constituye una prestación adicional y es recibida únicamente por aquellos que permanecieron en el régimen de reparto. La misma se calcula como el  0.85% del promedio de sueldos
Este porcentaje es recaudado por el Estado y dividido entre los diferentes conceptos.

Una respuesta a “Resumen General impuestos”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.