Impuesto a las Ganancias 4° Categoría. Deducciones de retenciones

El impacto en las empresas y el personal de la pesca.
El 30/08/2007 entró en vigencia (Ley 26287, B.O. 30/08/2007) la nueva escala de deducciones de retenciones y aplicación del mínimo no imponible de ganancias de 4º categoría, es decir las retenciones aplicables a personal bajo relación de dependencia. 
Aclaramos que aunque este impuesto es anual desde su concepción, para evitar el impacto negativo que tendría la aplicación de este tipo de impuestos en el sueldo neto, se generó una escala que no hace mas que dividir estos conceptos por los doce meses de sueldo, mas el sueldo anual complementario (SAC).
Esta ley se aplica a partir de su publicación y tiene efecto retroactivo para todo el año 2007.
El siguiente cuadro expresa aquellos importes a partir de los cuales se comienza a retener ganancias, el mínimo no imponible, es decir aquel ingreso no alcanzado por ganancias. 

Se compone por dos conceptos, el primero ganancia no imponible, que es aquel ingreso que presume la ley fuera del impuesto por su cuantía y por otro lado las deducciones especiales, que se aplican solo en caso de personas bajo relación de dependencia e incrementan el concepto antes enunciado.
Por otro lado según el grupo familiar, antes de calcular el impuesto se pueden deducir conceptos, como ser la esposa, los hijos o parientes a cargo. En todos los casos para deducir el importe deberán tener ingresos inferiores al ganancia no imponible (1º concepto del cuadro).
  ANUAL
 
  POR MES NO ACUMULADO
 
 
GANANCIA NO IMPONIBLE
  $ 9000,00.-
  $ 750,00.-
 
 
DEDUCCIONES ESPECIALES
  $ 43.200,00.-
  $ 3600,00.-
 
 
CONYUGE (SOLO ESPOSA)
  
INGRESOS MENORES A MINIMO NO IMPONIBLE
  $ 10000,00.-
  $ 833,33.
 
 
HIJO MENOS A 24 AÑOS
   $ 5000.00.-
  $ 416,66.-
 
 
PARIENTES A CARGO (**)
   $ 3750,00.-
  $ 312,50.-
 
(**) Por cada descendiente en línea directa (nieto/a, bisnieto/a) menor de 24 años o incapacitado para el trabajo.
Por cada ascendiente en linea directa (padre, madre, abuelo/a, bisabuelo/a, padrastro, madrastra).
Por cada hermano/a menor de 24 años o incapacitado para el trabajo.
Por cada suegro/a, yerno, nuera,  menor de 24 años o incapacitado para el trabajo.
Es decir una persona que trabaja bajo relación de dependencia, soltero y sin familiares a cargo, no debería estar alcanzado por este impuesto; mientras que su ingresos no superen los $36000 anuales o dicho de otra manera 3000$ mensuales (nótese que es la suma de Ganancia no imponible + Deducciones especiales).
Existen otras deducciones aplicables como ser:
• Seguros de vida hasta un importe de 996,23$.
• Gastos de sepelio hasta un importe de 996,23$.
• Planes de seguro privado.
• Gastos médicos hasta el 5% de los ingresos totales
• Cuota de medicina privada.
• Préstamos hipotecarios, siempre que sea de vivienda unica y hasta la suma de 20.000$.
• Donaciones hasta el 5% de los ingresos totales.
En todos los casos estas deducciones (ganancias no imponibles, deducciones especiales, esposa, hijos, familia a cargo) se ven reducidas porcentualmente cuando los ingresos superan los 91000$ anuales, o sea  $7500 brutos mensuales.
Así si una persona que gana por mes 7500$ entra dentro del segundo rango de la escala que a continuación se detalla, por lo cual no podrá deducir de sus ingresos 3000$ sino solo al 50%, es decir solo 1500$
Las reducciones aplicadas se pueden observar en el siguiente cuadro:
RANGO DE INGRESOS ANUALES
  PORCENTAJE DE DISMINUCIÓN SOBRE DEDUCCIONES
 
0
  $ 91.000
  0%
 
$ 91.000
  $ 130.000
  50%
 
$ 130.000
  $ 195.000
  70%
 
$ 195.000
  $ 221.000
  90%
 
$ 221.000
  EN ADELANTE
  100%
 
Impacto de esta modificación en la flota pesquera.
 
Esta modificación en el mínimo no imponible en conjunto con las deducciones admitidas, generó una alta devolución de impuesto que repercute directamente como un aumento de los sueldos netos de los tripulantes.
Estas disposiciones legales se aplican de la siguiente manera:
Toda devolución de impuestos debe ser incluida dentro de los recibos de sueldo, y tomada como un concepto no remunerativo, que incrementará el sueldo del tripulante en el periodo a abonar.
Una vez abonada y siguiendo el criterio de lo percibido (es decir el momento en que realmente se hace efectivo el pago del salario),  la empresa, se podrá tomar “a cuenta” el pago de este incremento contra las retenciones efectuadas a proveedores por la compra de mercadería. Estas retenciones se denominan Retenciones de 3º categoría.
De esta manera la empresa teóricamente recupera el monto abonado y  se no ve incidida  por el impuesto aplicado.
El problema que enfrenta la flota pesquera se basa, en que muchas de las especies capturadas corresponden a períodos de zafra, es decir tiene un lapso de tiempo en el cual se captura y procesa el pescado,  que suele ser de 3 a 6 meses, por la cual la mitad del año trabajan activamente capturando y procesando y la otra mitad de año se mantiene en receso sin actividad especifica.
Si dichas especies están terminando su periodo de captura o zafra al momento de aplicarse esta norma, afrontar el problema de tener que devolver dentro del sueldo los importes correspondientes a ganancias por el aumento de las deducciones y la imposibilidad de la compensación de este importe por la falta de actividad, genera un diferimiento en el recupero del impuesto hasta su próximo inicio de campaña o en el mejor de los casos en el periodo de reparación.
La desventaja que tiene este procedimiento para las empresas pesqueras es un alto costo financiero, generado por la inmovilidad de activos líquidos (dinero), que deberán soportar a costas suyas, pero a favor del estado.
Así nos encontramos con la flota potera que terminó su campaña estos meses (inicio en Enero y finalizo en Agosto) la cual deberá desembolsar una fuerte suma de dinero por esta resolución, que mas allá de tener una ventaja especifica en los salarios, impacta de manera desventajosa en la empresa, siendo un impuesto que no debería tener repercusiones en las sociedades dada su naturaleza. Tengamos en cuenta que las empresas solo actúan como agentes de retención de ganancias de 4º categoría y no son bajo ningún concepto responsables por deuda propia de este gravamen.
La importancia de la incidencia de este impuesto se puede ver reflejada de la siguiente manera. De forma ejemplificadora podemos considerar que un marinero que trabajó 5 meses y obtuvo de forma mensual un ingreso de $ 7000,  recupera por este decreto, una devolución de aproximadamente $ 1500. En el caso de oficiales y considerando un ingreso promedio de $12500, el monto a reintegrar se incrementaría a $3000.
Así una empresa promedio con 3 barcos poteros, 25 marineros y 4 oficiales por buque, tendría que reintegrar en el mejor de los casos aproximadamente $148.500, que repercutiría en los estados financieros de la misma.
Por el Dr. Daniel Molina Carranza, Contador Público – UBA.

Una respuesta a “Impuesto a las Ganancias 4° Categoría. Deducciones de retenciones”

  1. gracias por la info, soy alumna de secundario nocturno y tengo que investigar sobre los impuestos lo que me recomienden de bibliografía para este nivel se los agradecería envíen a mi correo…buenísima la explicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.